Noticias

Ultimas Noticias

Siempre informando a nuestros habitantes todo lo que sucede en nuestros alrededores.

REFORMA AGRARIA GARANTIZA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

Asegura Titular del MIDAGRI

22/11/2021
El ministro de Desarrollo Agrario y Riego, Víctor Maita, sostuvo que uno de los objetivos de la segunda reforma agraria es garantizar la soberanía y seguridad alimentaria en el país.
Fue durante una reunión de trabajo con los alcaldes del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).
Dijo que una de las primeras medidas adoptadas por el Gobierno para mitigar el impacto de los incrementos de los precios de los fertilizantes ha sido la aprobación de una subvención económica a los pequeños productores de la agricultura, a fin de asegurar la campaña agrícola 2021-2022.
“En los últimos meses, el campesinado ha sentido las alzas de los fertilizantes en el mercado internacional, y hemos aprobado la entrega de una subvención económica, que beneficiará a cerca de 300,000 pequeños productores para garantizar la campaña agrícola”, sostuvo.
Además, señaló que la segunda reforma agraria impulsará un Gabinete de Desarrollo Agrario y Rural, integrado no solo por el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), sino también por los ministerios de Transportes y Comunicaciones, de la Mujer, Energía y Minas, “porque el tema agrario necesita de conectividad, puentes y carreteras para sacar productos del campo y llevarlos a los mercados”.
Adelantó la constitución del Consejo Nacional de Desarrollo Agrario y Rural, que contará con la participación de productores agrarios, como asociaciones, cooperativas, gremios, organizaciones de usuarios y otros.
En su exposición ante las autoridades locales del Vraem, dijo que el gobierno del presidente Castillo está comprometido con la ejecución de la segunda reforma agraria, que llevará bienestar y desarrollo al campesinado, en especial a los productores de la agricultura familiar.

Datos

Midagri trabajará de manera coordinada con los gobiernos regionales y locales para la obtención de mayores presupuestos, lo que coadyuvará a mejorar la provisión de servicios agrarios.
“El Midagri, sus OPAS, los proyectos especiales y unidades ejecutoras juntos con los gobiernos regionales y los municipios del país, debemos todos trabajar juntos para sacar la segunda reforma agraria y contribuir a mejorar las actividades agrícolas y elevar la calidad de vida de las familias del campo”, manifestó Maita.

LA BUENA CRIANZA

En lo que va del 2021, se han registrado más de 38,000 denuncias por violencia contra niños y adolescentes. Con una campaña se busca erradicar el castigo físico y humillante, así como enseñar a padres y cuidadores a cri

19/11/2021
Tengo cuatro hijos. A los 15 tuve a mi primera hija. Con ella sufrí mucha violencia familiar de mi pareja. Mucho me maltrataba. A los 17, con dos hijas, tomé la decisión de separarme. Mejor dicho, Aída se escapó. Se vino a Lima desde la selva, cargando con las niñas. Yo trabajaba con ellas desde pequeñas. Nunca las abandoné, iban juntas por las avenidas vendiendo golosinas.
El padre jamás le pasó un sol para la manutención. Empecé a trabajar en lo que sea. Las criaba sola. Aída tuvo un nuevo compromiso, pero también le fue mal. Nació su tercer hijo y juró no volver a tener una pareja.
Yo tenía el carácter muy impulsivo, se disculpa. Criaba a sus tres hijos con violencia. Les pegaba, les gritaba.
Nunca supo de esos datos de la American Journal of Preventive Medicine, que señala que las personas que tienen en la niñez “experiencias adversas” tendrán 12.2 veces más probabilidades de cometer intentos suicidas, 5 más de sufrir de alcoholismo, 4.6 de depresión, 3.9 de bronquitis crónica y 3 de sufrir o ejercer violencia de género.
Entonces llegó a su comunidad, en Villa El Salvador, la oenegé World Vision Perú. Capacitó a las familias en eso que parecía de otro planeta: la crianza de los hijos con ternura. Cambiar gritos por caricias.
No sabía si criar con violencia estaba bien o mal. Tampoco sabíamos escuchar. Estábamos a la defensiva. Veíamos a los vecinos como enemigos. Y yo tenía mi carácter explosivo. Ya se me ha cortado.
A Aída le dieron tips para poder cambiar su carácter y aprender a solucionar los problemas sin violencia. A la vez, las mujeres de la comunidad aprendieron herramientas para hacerle frente a la anemia. Por ese entonces, Aída volvió a tener una pareja. Comenzaría a poner en práctica lo aprendido cuando nació su cuarta hija.
Con mi hija menor, de 13, ahora lo pongo en práctica, la escucho, entiendo sus cosas. Mis tres hijos mayores siempre me recuerdan que por qué a ella no la grito.
Antes, mi vida se supeditaba a trabajar, a subir esos cerros sin escaleras y llegar y encerrarme en mi “corralito”. Ahora, ella está muy preocupada por su comunidad, donde hay muchas madres adolescentes solas. Les cuenta su testimonio y ellas se sienten en confianza. Se preocupa en repetir en ellas lo aprendido sobre la ternura, la no violencia y la alimentación rica en hierro.
Los cambios son poco a poco, dice. Primero es ganarte a la persona que sufre la violencia dentro de su hogar. No es fácil. El segundo paso es la asimilación, que viven en violencia y que necesitan ayuda. Algunos no quieren asumirlo. Con mi esposo hablamos porque en una pareja siempre tienes que ceder y saber escuchar. Y cuando hay violencia, mejor separarse. Porque un niño que crece en violencia no es feliz.
A sus 52 años, Aída es otra mujer. Estoy contenta de ser otra persona y dedicarme a mi comunidad, ver más allá de nuestra pobreza. Está contenta porque a los 40 pudo pisar la universidad para prepararse como líder comunitario. Siempre fue su sueño estudiar, pero al segundo año de secundaria la sacaron del colegio cuando sus papás se separaron.
Ha apoyado activamente con otras mujeres de su comunidad para llevar adelante acciones que se han dado en la emergencia sanitaria, como la formación de ollas comunes, u organizarse para reforzar cada tarde las clases a los niños porque donde vive las familias no tienen recursos para acceder a internet.
Qué gratificante es ver la sonrisa de los niños, ver que ellos aprenden las vocales, el abecedario, a socializarse. No tenemos dinero, pero sí una gran voluntad por ellos.

000

Por las mañanas, América está incomunicada. Todos lo saben. Sus hijos utilizan su teléfono para asistir a clases remotas. Solo tiene dos horas para atender el teléfono; luego, los chicos necesitarán el aparato para hacer sus tareas.
Cuando tuvo al segundo de sus cinco hijos le enseñaron sobre la importancia de criar con ternura. Con mi hijo mayor fui muy drástica, violenta, lo castigaba. No entendía las implicancias del maltrato físico. Luego, al ir a las charlas, aprendió a ser más paciente y comprensiva. Entendí que hablando se corrige a los niños.